VILLAMAYOR, EL FORMOSEÑO
QUE COMPETIRÁ EN TOKIO

PENTATLÓN

Después de la doble participación argentina en pentatlón en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016 con Emmanuel Zapata e Iryna Khokhlova, en los Juegos Panamericanos de Lima nuestra delegación aseguró la presencia de otro compatriota en Tokio 2020, se trata de Alí Villamayor. (Foto principal- Villamayor junto a los integrantes del equipo de Mesa Deportiva TV que se emite por Canal 3 de Formosa).
El formoseño hizo podio en la prueba individual (también en relevos junto a Zapata) y con esa valiosa presea de bronce vino la satisfacción de saber que estará presente en la máxima cita deportiva a la que puede aspirar un atleta.
El pentatlón moderno es uno de los deportes con más historia dentro de los juegos olímpicos de la modernidad, su primer participación fue en Estocolmo 1912 por una iniciativa ni más ni menos que de Pierre de Coubertin (el creador de los Juegos Olímpicos modernos).
Es un deporte híper complejo ya que consta de cinco pruebas: esgrima, natación, equitación y para finalizar la prueba combinada (carrera a pie y tiro con pistola laser).

  • Villamayor
    Alí en estos momentos se encuentra en Chipre en lo qué es el primer campo de entrenamiento. El foco de estas concentraciones es mejorar el nivel de la esgrima, ya que es la única de las pruebas que requiere de un rival directo, en las demás los entrenamientos son individuales pero en la esgrima para poder mejorar se necesita «del otro» y el nivel europeo no se compara con el de estas tierras. «Estoy muy tranquilo, no tengo nada de ansiedad, el estar clasificado me da a mi esa tranquilidad para prepararme bien para los juegos.» reflexionó Villamayor ante la consulta de cómo se siente en esta previa «olímpica»
    La esgrima es su prueba fuerte, la mejoró en Hungría donde concurre varias veces al año (ya que su esposa es oriunda de aquel país del este) pero no por eso debe descuidarla, porque el nivel mundial es muy alto. La idea de hacer pie en Chipre radica también por cuestiones climáticas, «en los países del este europeo es invierno y salir a correr con cinco grados bajo cero es muy duro, acá en Chipre hacen entre 8° y 15° y la diferencia es notoria».
    Su punto débil, como la mayoría de los atletas argentinos es la natación, pero Alí pudo mejorar mucho sus marcas con trabajo y dedicación.
  • En la prueba de equitación
    Villamayor es militar de profesión, infantería de primera línea, por sus compromisos deportivos su función actual es representar a la nación y al ejército de la mejor manera, una vez que se retire del deporte de alto rendimiento deberá volver a su función militar. Si bien se muestra agradecido con las posibilidades que le da el ejército, y las ayudas que provienen de la Secretaria de Deportes y el ENARD, la cruda realidad es que no alcanza. Si no fuera por la ayuda de su esposa, no podría hacerse cargo de su familia «mi hija no come orgullo, ni diplomas, ni premios» enuncia Alí casi acongojado. La provincia de Formosa le da la espalda, pareciera por una cuestión personal porque los resultados lo avalan anchamente. Él pensó que luego de conseguir la plaza en los panamericanos le iban a llover propuestas y sponsors, pero ni la provincia (aun siendo el primer medallista individual formoseño) ni las empresas privadas aparecieron. «Los deportistas le pedían a Gonzalo Bonadeo que les consiga seguidores de instagram porque las empresas nos exigen tener miles de seguidores para darnos apoyo y por eso se armó la campaña en TyC Sports, yo como fui uno de los primeros en competir no tuve esa suerte». En estos momentos Alí supera ligeramente los 700 seguidores pero no quiere perder el foco de atención, que indudablemente es su preparación para Tokio 2020 y remató «Llegue hasta acá sin seguidores de instagram no voy a desconcentrarme por esto, pero si viene algo, bienvenido sea».
    El Pentatlón es caro en indumentaria (por la cantidad de disciplinas), además de los suplementos, psicólogo, todo lo que necesita un deportista de alto rendimiento. Por poner un ejemplo si a Alí se le rompe una espada, debería poner 150 Euros de su bolsillo. También se refirió sobre la nueva medida económica del 30% de las compras hechas en el extranjero destinadas al impuesto solidario » yo no vengo de vacaciones a los campos de entrenamiento , estoy trabajando. Me mata está decisión, lo que recibo es poco y encima cuando compro algo me sale el 30% más, a mí me gustaría estar en la Argentina ahora pero si quiero mantenerme en la elite deportiva tengo que prepararme en Europa».
    Alí estará expectante, de si Emmanuel Zapata e Iryna Khokhlova podrán clasificarse a los juegos mediante el ranking mundial y así aumentar la delegación nacional. La situación no es fácil pero tampoco imposible, de hecho Khohhlova clasificó por ese medio en la anterior edición (en 2012 también dijo presente pero representando a Ucrania).
    Panna es la hija de Alí, nació en Hungría hace cinco años y según él no le gusta perder a nada, es exigente con él y con ella misma, pero la definió como su motor, la que le da fuerzas para seguir adelante. De segura estará presente el día que su padre haga hecho carne ese sueño que buscan todos los deportistas, no será sencillo, habrá que ponerle el pecho a las adversidades algo que el ejército le debe haber enseñado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *