CUANDO EL EX CAMPEON MUNDIAL GUSTAVO
BALLAS ESTUVO EN FORMOSA, Y VISITO CANAL 3

BOXEO

Gustavo Ballas fue un ídolo del boxeo argentino de fines de 1970 y principio de los ’90, cuando se consagró campeón mundial de la división supermosca (AMB) al derrotar al coreano Suk Chul Bae, a quien puso nocaut técnico en el octavo round, en el Luna Park, el sábado 12 de septiembre de 1981. El Mandrake, nacido en Villa María (Córdoba), estuvo en Formosa, en marzo del 2011, oportunidad en que concedió una interesante entrevista al periodista Alfredo Domínguez (Programa Red Deportiva- Canal 3).
El ex pupilo de Paco Bermúdez perdió su cetro el 5 de diciembre de 1981 ante Rafael Pedroza en Panamá. Considerado uno de los mejores púgiles argentinos de todos los tiempos, tuvo una impecable trayectoria deportiva, sin embargo el alcohol y la droga lo fueron marginando hasta perderlo todo. (Foto principal- Alfredo Domínguez, Jorge Zarza y Gustavo Ballas, en el estudio de Canal 3, en la noche del viernes 11 de marzo del 2011).

«Yo tenía 23 años, y era campeón del mundo, pero me faltó contención en la juventud, nadie me advirtió que todo era efímero y las cosas como llegaron se fueron de las manos. Cuando era campeón te hacían sentir que eras lo más, cuando iba a los boliches en Buenos Aires, me servían el mejor champan, y estaban los amigos del campeón. Después todo cambio y conocí el infierno», dijo el boxeador, que en esa oportunidad se encontraba en el estudio del Canal 3, junto al actual presidente de la Federación Formoseña de Boxeo, Jorge Zarza.
El villamariense, recordó que: “me di cuenta que era adicto a las drogas, cuando un día desperté y vi rejas enfrente mío, estaba en la cárcel de Caseros. Hice muchas macanas, a tal punto que salí a robar para comprar drogas. Mi pueblo pagó la fianza para recuperar la libertad, porque yo no tenía guita”.
Ballas cursó los estudios de socio terapeuta en la Universidad de El Salvador, y luego creo el centro de autoayuda “Volver a Empezar” en la provincia de Córdoba. Había llegado a Formosa para dictar un par de charlas sobre alcoholismo y drogadicción, en el salón del estadio Centenario y el Gimnasio Nueva Generación del Circuito 5.
Ballas, quien fue el primer argentino en ganar un título mundial invicto, fue invitado especial para asistir a la velada pugilística interprovincial que se cumplió en el Centenario, donde la local Dima Mareco le ganó en las tarjetas a la chaqueña Débora Maldonado. El cordobés cuyo record es de 105 triunfos (31 por nocaut) en 120 peleas, además de 6 empates y 9 derrotas, manifestó al periodista Alfredo Domínguez que “el alcohol y las drogas son unas enfermedades muy feas. Hay que armarse coraje para salir de esas basuras. Hay que tener mucho cuidado para no dejarse tentar por esos flagelos”.
Domínguez, valoró todo cuanto contó Ballas, porque fueron las palabras de un hombre que ha salido del infierno, ha logrado resucitar, y con la tarea de ayudar a los demás ha comenzado a tocar el cielo. En la actualidad el periodista mantiene un constante y respetuoso contacto con quien para muchos fue el boxeador argentino de mejor técnica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *