BOXEO: OSVALDO BISBAL, EL PODER DETRÁS DEL PODER

 

(POR GUSTAVO NIGRELLI) El presidente de la FAB dice que no se presentará a las próximas elecciones y habla sobre el futuro de la institución. Diálogo exclusivo con DIARIO POPULAR.

Osvaldo Bisbal (70 años) para todo el mundo del boxeo es “El Flaco”. Y para muchos, “el poder detrás del poder” siempre.

Con la salud deteriorada –tiene EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica)-, quien fuera presidente de la Federación Argentina de Boxeo (FAB) por 24 años (1991/2015), ahora volvió a asumir tales funciones ya que era el vice de Don Luis Romio, recientemente fallecido, quien iba a por su segundo mandato.

Casualidad o no, hoy Bisbal se encuentra otra vez al frente de la entidad madre del boxeo argentino en circunstancias similares a cuando asumió por primera vez en 1991, en aquel entonces por la muerte de José González. Y responde todo en una nota exclusiva con DIARIO POPULAR, WhatsApp mediante.

– ¿Flaco, cuándo son las próximas elecciones de la FAB?

– Calculo que entre noviembre de 2021 y marzo de 2022, ¿por qué? -NdeR: van a ser en marzo ‘22-.

– ¿Vas a presentarte?

– No.

– (Pausa).

– Pero también veremos qué candidatos habrá. De eso depende lo que haga yo. Ojalá haya buenos candidatos así puedo mirar de cerca sin participar.

– ¿Quiénes serían los “buenos candidatos” a tu criterio?

– Hoy no tengo nombres. Hoy no veo quienes pueden ser.

– Pero faltan meses… Ya debiera haber alguna idea. ¿Qué puede pasar de acá a marzo para que los que hoy no lo son, lo sean?

– No digo que no los haya, sólo que yo no los veo. De todas maneras, si imaginase nombres no los diría para no entorpecer.

– ¿Y quiénes imaginarías que podrían ser?

– Acabo de decirte que no lo diría.

– Hace poco me llegó un twitter diciendo que «el presidente de la FAB dio dos nombres de sus posibles sucesores. Pero que no los consultó con el Consejo Directivo”. El tipo tenía nombre y apellido, pero aparentemente truchos, y 0 seguidores. ¿Es cierto eso? Y dice que fue en una entrevista que le diste a un colega.

Yo lo dudo pero todo es posible.

– ¿Le diste una entrevista a un colega?

– No recuerdo, pero puede que me haya llamado cuando falleció Romio. ¿Qué nombres supuestamente le di?

– Eso no lo sé. Y el tipo nunca lo dijo, aunque se lo pregunté. Pero ni leí, ni escuché ninguna nota del colega que mencionaba.

– ¿Vos creés que yo debería presentarme?

– No sé cómo estás para toda esa carga. Pero ya vamos a hablar de eso porque en ese supuesto caso te quiero hacer varias preguntas.

– Yo creo que no tengo fuerza suficiente como hace 20 años. Pero Papini y Morales podrían ser buenos candidatos. (N.deR: se refiere al Dr. Hugo Rodríguez Papini, actual presidente del Boxeo Amateur, y al DT Héctor Morales).

– Pero ni Papini ni Morales aceptarían, Flaco, ya lo sabemos. Muchas veces se les ha ofrecido.

– Pero pueden ser buenos candidatos.

Los candidatos

– ¿Y Poggi? (Gerardo, árbitro y actual presidente de la Comisión de Boxeo Infantil S/C). ¿Qué pensás de él como candidato?

– Le falta y mucho, pero es joven, puede aprender si escucha. De todas maneras, creo que es el que menos apoyo tendría.

– ¿Hernán Salvo?

– Sí, para mí es el mejor candidato.

– ¿Jorge Gorini? (Juez de la Nación y jurado de boxeo de la FAB).

– Por supuesto, capacitado. Pero su profesión no le permitiría movilizarse o estar presente, según lo veo yo. Y también hay que considerar que es nuevo en boxeo y no es conocido.

– ¿Lautaro Moreno? (Joven dirigente, último vicepresidente, contacto de la FAB que trabaja en el ENARD).

– Era buen candidato hace un par de años, por eso apoyé su vicepresidencia, pero no venía a la FAB porque no quería a Romio. Ya con ese pensamiento no podés ser candidato. Aparte cometió muchos errores, aunque puede hacer buena letra este tiempo y cambiar su imagen porque tiene mucha contra.

– ¿Tito Zelikowicz? (Gerente de personal de la FAB y flamante presidente de la Comisión de Boxeo profesional).

– Es bueno, pero la edad de Tito es mayor a la mía.

– ¿Guillermo Carpintero? (Preside la Comisión de Marketing).

– No, lejos de ser candidato. Es bueno para los negocios y muy malo para el deporte boxeo.

– ¿Luis Doffi? (Pro Secretario, Tribunal de Disciplina, jurado FAB y ex vicepresidente).

– Podría ser buen candidato.

– ¿Sabías que te comparan con CFK? (el poder detrás del poder)

– Mala comparación. Ni me halaga, ni me ofende. Yo no quiero más el poder, sólo me trae problemas. Lo viví con Romio. Es lindo ver cómo alguien recibe toda la responsabilidad que pesa un cargo de presidente. Además yo no sabría qué porcentaje de contra tengo hoy, no sé cuánta gente no me quiere. Sólo conozco a un par.

La gestión de Romio

– ¿Qué dejó de bueno la gestión Romio para vos?

– Hubo dos o tres cosas buenas, pero en el balance general no lo fue, según la mayoría de las personas en la Federación.

– ¿Pero para vos? ¿Cuál podrías mencionar como buenas?

– El Boxeo Infantil, y no se me ocurre nada más de ese volumen.

– ¿Y de malo?

– La política no fue buena. Dejó problemas de futuro que no diré o identificaré. Prometer (por ejemplo). Muy parecido a lo que hacía José González (NdeR: antecesor del 1º mandato), todo “sí” y después no cumplir.

– ¿Pero además de eso (lo político), qué otra cosa podrías agregar como malas?

– No voy a identificar ninguna. También como buena anotá la persona. Fue muy buena persona y vivió con acierto y errores. Vivió y sintió al boxeo como su familia.

– ¿No recordás más?

– Recuerdo, sí, pero no puedo mencionarlas quise decir. No debo mencionarlas.

– ¿Y qué cosas prometió y no cumplió?

– Detalles menores, muchos. Él, si vos le pedías algún favor, no sabía decir “no”.

– ¿Es verdad que no tenía llegada a TyC Sports ni al Comité Olímpico, que no le atendían el teléfono?

– TyC él mismo acordó con Pedro Freiré (NdeR: Gerente de Programación y Contenidos) que yo fuera el nexo con el canal. Y el Comité Olímpico, eso dicen. Pero yo no culparía a Romio, sino al COA, que fue más allá de sus funciones para con las Selecciones Nacionales con la complicidad de miembros FAB.

– ¿Algún otro organismo no le atendía el teléfono, o no lo recibía?

– Él no tenía relación con los organismos internacionales, por ejemplo. Se manejaba a través de los delegados, pero esa fue su elección, no de los organismos.

Si continuara como presidente de la FAB

– ¿Qué es lo primero (o lo más grave) que habría que arreglar -según vos- si fueses presidente de la FAB por el próximo período?

– Ordenar lo institucional en todo el país. Pero grave no, todo tiene arreglo.

– ¿Pero eso no llevaría mucho tiempo?

– Sí, seguro, pero se arregla en unos meses.

– ¿Cómo podrías explicar eso de «ordenar lo institucional», más concretamente?

– Muchas Federaciones del interior tienen problemas y la FAB no los tiene en cuenta, aunque debería, para que se arregle.

– Pero Romio fue bastante federal en ese sentido. Hizo participar mucho a las provincias. Posibilitó la creación de varias Federaciones del interior que no estaban armadas.

– Sí pero para nacer fuerte tenés que hacer bien los deberes. Hoy tenés Federaciones que en su propia provincia no se las reconoce, o están intervenidas.

– ¿Pero esas provincias en tu gestión estaban sólidas y se desmoronaron con él?

– La mayoría en mi gestión no existían. Un par sí, eran fuertes pero luego se debilitaron porque la FAB apoyó a las personas equivocadas. En esto no hay que apoyar a amigos, sino a las instituciones y a sus autoridades elegidas correctamente, aunque no sean tus amigos.

– ¿Esa es una especie de autocrítica de tu parte?

– ¿Por qué?

– Porque vos estuviste muchos años (24) y no pudiste armar esas Federaciones, que no existían.

– Ése es el error: armar desde aquí. Las instituciones deben armarse desde la provincia sin interferencia de la FAB. En mi gestión se crearon un par así, y se afirmaron.

– ¿Tenés algún proyecto como para organizar entonces institucionalmente al país? Te lo pregunto porque me dijiste que es «lo primero» que habría que hacer.

– No es un proyecto mío; hay una sola forma de hacerlo y Romio lo había hecho cuando en 2016 creó una Comisión con Doffi para analizar todas las organizaciones provinciales. Después no se hizo nada. Pero hay una forma y es respetando nuestros Estatutos y Reglamentos.

– ¿Vos por qué no lo habías hecho en 25 años de gestión?

– No lo sé, evidentemente debe haber muchas cosas que no hice. Pero ni las vi, por eso no las hice.

– ¿Hacia qué lado visualizás, creés, o pensás que debe ir la FAB y el boxeo argentino en los próximos años?

– Yo creo que políticamente con un par de correcciones estaríamos encaminados. No olvides a la FAB antes de 1992, y la FAB post 1992. Después, hasta la pandemia dejó enseñanza, inimaginable tiempo atrás.

– ¿Ese par de correcciones que decís que hay que hacer en lo político cuáles serían, por ejemplo?

– Lo dicho de lo institucional, la relación con el COA.

– Ok, pero igual no hablo sólo de lo político, sino de lo deportivo y económico. ¿Qué ves que se viene?

– Lo económico está encaminado. En otra época, la pandemia nos hubiera matado. En estos tiempos, la superamos. No fue fácil pero se subsistió.

Una FAB decadente

– La FAB parece una casa abandonada y desolada.

– ¿Por qué?

– Sólo hay que pasar por ahí y fijarse.

– Esta sucia. No se limpia.

– Sucia, descuidada, vacía, el gimnasio, el estadio, todo. Las pc recontra viejas, no quiero seguir enumerando, pero todo está como obsoleto.

– Es tu imaginación que no ve que estamos en pandemia, pero por ejemplo, computadoras se han comprado tres hace poco y se ha instalado un sistema de control financiero de lo más moderno. No entiendo que esté sucia cuando estamos pagando personal de limpieza. A lo mejor te tocó justo pasar en mal momento. El estadio está muy bien, aunque varios alquileres lo ensuciaron y el gimnasio hay que renovar, pero eso será después de resolver contrato de alquiler de local.

– ¿En qué quedó el proyecto de remodelación de la FAB? ¿Sigue en pie?

– Por ahora, con pandemia, difícil que quede en pie. Sólo habrá que esperar y llegado el momento oportuno volver a tocar el tema.

– ¿Y la fiesta de los 100 años? Se les cobró entradas por anticipado a varios.

– Por ahora es imposible hablar de una fiesta con 1000 personas.

– Iban a ser 500.

– Lo mismo.

– ¿Pero sigue en pie la idea? Se había abonado hasta la plata del salón.

– Algo se debería hacer, pero cuando llegue el momento veríamos qué se puede y qué no, y ahí resolveríamos.

– ¿Y el libro de los 100 años que nos hicieron escribir a muchos periodistas? Ya está escrito.

– Sabés que muchas cosas no las conozco, o toco de oído, pero por supuesto, el libro hay que concretarlo.

– Habían puesto plata en dólares muchas Federaciones y organismos mundiales.

– No es tan así y quien la puso fue por publicidad en el libro por eso y otras cosas el libro hay que hacerlo realidad.

– ¿La Fecha FAB seguirá? ¿Los torneos amateurs, campeonatos argentinos de Mayores, Juveniles, Cadetes, Menores, se seguirán haciendo?

– Entiendo que sí.

– ¿Qué pensás que sucederá con la AIBA?

– Yo creo que la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA) volverá al Comité Olímpico Internacional (COI), pero cuando todos sus miembros renuncien. Por eso el COI habla de corrupción para atacar a quienes no han renunciado y que tengan temor de esa acusación. Ya está orquestado todo por parte del COI. Fíjate qué ironía: ¿cuántos deportes tuvieron peores problemas con árbitros y el COI jamás habló de corrupción? Pero con el boxeo, por 6 o 7 malos fallos en 280 peleas, sí. Mirá Tokio. Tuvo peores problemas que Rio ’16, y AIBA esta vez no tuvo nada que ver. Sin embargo el COI hizo silencio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Be the first to comment

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*