Básquetbol

CÓRDOBA VENCIÓ A ENTRE RÍOS POR 90-83 Y SE CONSAGRÓ CAMPEÓN DEL ARGENTINO DE MAYORES DE MISIONES

BASQUETBOL

(Basquet Plus) Dio la vuelta por décimo segunda vez en su historia. El mejor del conjunto cordobés fue Emiliano Martina con 15 puntos y 5 rebotes. (FOTO PRINCIPAL- CORDOBA CAMPEON).
Córdoba se consagró campeón en Misiones tras vencer a Entre Ríos, que venía invicto, en la gran final por 90 a 83, con la defensa como estandarte se llevó el título a casa por décimo segunda vez en su historia y se puso a solo un título de Santa Fe y Buenos Aires -13 que son los escoltas de Capital Federal -19- en la tabla de los más campeones. El tercer lugar fue para Buenos Aires que se impuso al local Misiones por 72-58. Formosa de flojo desempeño con cuatro derrotas y una victoria, se ubicó noveno, aunque mantuvo la plaza en la Zona Campeonato.
Córdoba tuvo un mejor comienzo en el parcial de inicio se puso rápidamente 6 a 2 y obligó a René Richard a pedir un tiempo muerto para llamar la atención de sus jugadores y acomodar cuestiones defensivas tácticas que rápidamente sus dirigidos aplicaron sobre el parquet y se acomodaron en el partido. Pero una destacada aparición del joven formado en Atenas, Juan
Cruz Oberto, que aportó diez unidades le dio la tranquilidad a su equipo que siempre estuvo arriba en el marcador, aprovechando la falta de esa efectividad que identificó a Entre Ríos durante todo el campeonato -2 de 8 en triples-. (16-13)

El segundo cuarto fue similar, el equipo de la docta continuó trabajando duro atrás y tomando buenas decisiones adelante. La poca eficiencia entrerriana no fue exclusivamente cuestión de la rojiverde, sino que en gran porcentaje tuvo que ver la agresividad defensiva cordobesa que no le permitió tomar tiros cómodos desde esa vía. Desde esa faceta construyó su primer tiempo y terminó arriba 40 a 34.

El equipo de Aguilar buscó romperlo innumerables veces en el tercer segmento con una excelente conducción de su base Ignacio Fernández pero no pudo poner la diferencia en doble dígito hasta el cierre del mismo, ya que cada vez que se vaticinaba un quiebre, su rival reaccionó a tiempo para meterse en la discusión. Hasta que cinco unidades consecutivas a menos de un minuto del final le dieron la ventaja máxima de doce puntos de cara al último cuarto. (65-53)

En inicio del mismo Córdoba tuvo un inicio efectivo que le dio un margen de 17 y puso el juego muy cuesta arriba para su rival, que luchando y luchando comenzó a limar para generar expectativa en el ambiente pero no alcanzó.
Mateo Chiarini tomó las riendas del juego y con conversiones consecutivas cerró el juego a su favor y le dio el décimo segundo campeonato a su provincia.

Córdoba (90): I. Fernández 11, L. Rivata 10, E. Rossi 15, J. Oberto 4, M. Chiarini 12 (FI), A. Jure 5, T. Ligorria 5, J. Banegas 2, E. Martina 17, A. Madera 9, S. Faure, T. Borioni.

Entre Ríos (83): F. Mendoza 11, F. Rebbechi 4, M. Novello 17, J. Rodríguez Suppi 13, L. Ruíz Moreno 14 (FI), A. Forastieri 9, M. Gómez 2, J. Fernández 5, R. Rodríguez 3, F. Gauna, S. Bernasconi, N. Giménez 5.

En la apertura de la jornada final Buenos Aires venció a Misiones 72 a 58 en el juego por el lugar que completó el podio. Ambos seleccionados llegaron al último día con sus planteles diezmados, confirmadas las bajas de Alejo Montes y Stefano Pierotti en el local y las ausencias de Erbel De Pietro, Federico Harina y Lucas Chávez en su rival, todos jugadores de suma importancia en las rotaciones de su conjunto.

En el arranque del juego se notó claramente que el juego físico que caracterizó al más argentino de los campeonatos y la cantidad de partidos disputados en una semana les pasó factura. Aquellos jugadores que estuvieron disponibles para sus entrenadores llegaron con lo justo y se notó en la intensidad con la que se disputó el cotejo, se jugaron posesiones más largas y hubo menos infracciones.

Parecía que una de las características que tuvo el torneo se iba a repetir, cuando en el primer parcial hubo una paridad increíble, la diferencia máxima en el marcador fue de cinco unidades a favor del local. Pero Provincia pisó el acelerador, con el ingreso de Cristian Miguel que aporto 11 unidades comenzó a tomar una luz en el marcador. Misiones continuo con la imprecisión de la noche previa y se fueron al entretiempo 14 unidades por abajo en el tanteador. (28-14)

El bajo ritmo local, que se contagió en los simpatizantes, continuó en los primeros cinco minutos de la segunda parte y Provincia tuvo que hacer muy poco para aprovecharlo, con un poco de intensidad en la zona defensiva y buen criterio en la selección de tiro alcanzó para poner la máxima en 24 cerca del cierre del tercer bloque.

En el último cuarto, los dirigidos por Horacio Santa Cruz, trataron de remontarlo con el empuje que descendió desde las tribunas pero era una utopía descontar 24 unidades en menos de diez minutos teniendo en cuenta la baja eficiencia que tuvo desde su llegada a Eldorado para el juego de anoche. Buenos Aires pareció entender que el trabajo ya estaba hecho, sintió que el tercer lugar del podio ya le pertenecía y así fue. Aunque Misiones achicó esa diferencia hasta los 11 puntos a falta de 3:01 por
jugar, la reacción fue tardía y el elenco de Ariel Amarillo lo ganó 72 a 58.

De esta manera Provincia cierra un campeonato buenísimo, a pesar de que llegaron a la tierra colorada con el objetivo de llevarse la copa a casa, esa posibilidad se le truncó en un partido cerradísimo frente a Entre Ríos. Se clasificaron a las semifinales con grandes muestras de carácter y buen juego, y con un contundente triunfo frente al anfitrión cerraron un torneo
que dejó buenas sensaciones.

Para el organizador el cuarto puesto obtenido fue histórico, únicamente superado por la actuación de 1966 donde finalizaron en tercer lugar y tenían en sus filas al mejor deportista de todos los tiempos en Misiones, Ernesto “Finito” Gehrmann. A pesar terminar con una imagen muy deslucida y distante del rendimiento que mostraron en la primera vuelta, es un resultado importantísimo y la gente así lo entendió en la despedida del equipo que recibió un efusivo aplauso.

Buenos Aires (72): E. Eterovich 10, S. Chaine 5, B. Levato, F. Pascolatt 7, L. Rasio 24 (FI), L. Chávez, C. Miguel 11, F. Salazar 7, S. Giraudo 5, E.De Pietro, S. Barrales 3, F. Harina.

Misiones (58): L. Gómez Quinteros 13, C. Diesel 8, F. Benítez 7, L. Ruíz Díaz 9, J. Fabio 5 (FI), E. Stietz 2, D. Tabbia 1, S. Pierotti, C. Báez 8, J. Sánchez 2, L. Gornatti 3, A. Montes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *